Email marketing y GDPR: 6 errores de los que aprender

(¿Sin tiempo? Envíame este artículo por email)
24 Abril 2019

El GDPR se puso en marcha hace ya casi un año y nos enorgullece haber podido asesorar a nuestros clientes en el proceso. A nuestro alrededor, hemos oído hablar mucho sobre el GDPR y el email marketing. Y en mayo pudimos ver un notable aumento de emails recibidos, emails que quizás no era necesario enviar. ¡Vaya! 😉

Pero, ¿qué debería uno realmente haber hecho o no? ¿Y qué lecciones puedes sacar de los errores cometidos? A continuación, enumeramos seis malentendidos comunes relacionados con el GDPR y el email marketing. Ponte a prueba y comprueba si tienes el control total de lo que es verdad o no con estas afirmaciones.

1) Debo volver a pedirle permiso a mis contactos actuales debido al GDPR

No, no es necesariamente cierto. Siempre puedes enviar o seguir enviando emails a tus clientes. No tienes que volver a pedirles permiso per se a tus contactos existentes como consecuencia de la introducción del GDPR. La necesidad de pedir de nuevo el permiso, sería aplicable en el caso de que no tuvieras pruebas de algún permiso previo y/o no hubieras obtenido las direcciones de email de forma legítima y/o con el propósito de enviar emails. Una gran cantidad de organizaciones que han obtenido datos legítimamente han visto que su base de datos ha disminuido considerablemente debido a este malentendido. ¿Cómo? Enviando un email de opt-in y no recibiendo después ninguna respuesta de la mayoría de sus suscriptores. ¡Vaya!

2) La campaña de reactivación está relacionada con el GDPR

No, no es cierto. No confundas a tus suscriptores con los contactos inactivos. El término Campaña de Reactivación existe desde hace mucho tiempo y está enfocada a los usuarios inactivos. Tu intención es reactivar a quienes no han abierto tus emails durante un buen tiempo, enviándoles emails atractivos (promociones, descuentos, etc.), en los que les ofreces explícitamente la posibilidad de darse de baja. Si no responden, entonces los pasas a una lista de inactivos. Es mejor tener una lista de contactos pequeña y limpia que una llena de contactos inútiles.

El término Campaña de Reactivación suele asociarse incorrectamente al GDPR. Esta no consiste en: enviar un email de opt-in a tu base de datos actual para pedir permiso de nuevo en virtud del GDPR. Por cierto, ¿sabes que puedes crear fácilmente una campaña de reactivación mediante nuestro Flow Builder?

3) Es obligatorio adoptar un proceso de doble opt-in según el GDPR

No, no es obligatorio. Sin embargo, un proceso de doble opt-in (enviar un email de verificación automática en el que los suscriptores confirmen su dirección de email) permite que pruebes con facilidad que alguien te ha dado activamente su permiso para registrarlo. Si tienes otra forma de obtener las pruebas también está bien. No obstante, nuestro consejo es emplear el proceso de doble opt-in dada la importancia de tener pruebas según el GDPR y te ayuda a tener una base de datos de calidad.

4) Debo pedir permiso para establecer o modificar mi política de privacidad

No, mientras tus procedimientos no hayan cambiado (solo tu política de privacidad), no tienes que pedir permiso.

Pero, ¿cuándo deberías enviar una nota informativo de actualización? Por ejemplo, si vas a procesar de otra manera los datos de tus clientes con el fin de evaluar los perfiles, entonces debes enviar un email explicando que vas a cambiar tus métodos de trabajo y le darás al receptor la posibilidad de darse de baja. Tu política de privacidad siempre debe estar actualizada y nunca oculta. Debe estar visible cada vez que pidas permiso, con el enlace visible en cada página de tu sitio web. Es también aconsejable poner el enlace de tu política de privacidad en el pie de página de todos tus emails.

5) El enlace para darse de baja debe estar siempre al final de mis emails

Sí y no. Por supuesto, siempre debe haber un opt-out en cada email que envías mediante un enlace para darse de baja con un proceso claro y fácil. Donde se encuentra, sin embargo, es otro tema. Ten en cuenta que los emails largos tienden a mostrar solo una sección en el inbox del receptor, haciendo que sea más difícil encontrar el enlace de darse de baja. Por ende, el receptor puede marcar el email como spam al no encontrar el enlace, y lo último que querrás es que te consideren como spam. Por lo tanto, te recomendamos que, en el caso de que tus emails sean largos, pongas el enlace de darse de baja al principio de tu email.

6) Según el GDPR, no deberías enriquecer tus perfiles

Esto no es cierto. Claro que puedes enriquecer tus perfiles. En realidad, te animamos a hacerlo, ya que te permite ofrecerle al receptor contenido cada vez más relevante. El contenido relevante es la clave para obtener tasas de aperturas más altas y un ROI mayor del email marketing. Con la aprobación de las personas involucradas y el interés legítimo de la parte responsable, es posible el perfilado con finalidades de marketing. En tu texto de permiso debes explicar que se usarán los datos personales para enviar “emails personalizados”. 

 

Share this article