Cinco consejos para gestionar los datos del cliente de manera segura en tu tienda online

Tiempo Estimado de Lectura: 5 min (¿Sin tiempo? Envíame este artículo por email)
25 mayo 2016

La seguridad de los datos es un tema candente en el comercio electrónico. En el mundo online en el que vivimos, casi a diario dejamos un rastro de datos personales, y por tanto no es tan sorprendente que consumidores y empresas se preocupen cada vez más por la seguridad de estos datos.

Además de eso, hay que añadir que el número de requisitos legales, en términos de seguridad de datos, va en aumento. A principios del 2016 se introdujo la obligación de notificación de brechas de seguridad. A nivel europeo se está trabajando en la mejora de las regulaciones del RGPD.

Independientemente de los requisitos legales, existe también la obligación moral de asegurar que los datos de tus clientes están seguros. A continuación encontrarás cinco consejos que te ayudarán:

1. Utiliza https

Https es la alternativa al protocolo http que ofrece más seguridad y los sitios web con este protocolo facilitan a sus usuarios el intercambio de datos a través de una conexión segura. Piensa, por ejemplo, en los datos que el cliente introduce en un formulario web o en el nombre de usuario y la contraseña que usan para acceder a su cuenta en tu página web.

Los datos transmitidos a través de https se protegen de tres maneras diferentes:

  • Cifrado – es el intercambio cifrado de datos dificulta la identificación de la información por terceros.
  • Integridad de datos – los datos que se envían a través de https no pueden ser modificados en el camino sin que esto sea percibido.
  • Autenticación – ofrece a los usuarios la seguridad de que su información se enviará al sitio web intencionado, y de que sus datos no puedan ser interceptados en el camino.

Los sitios web que utilizan este protocolo de seguridad vienen indicados con ‘https://’ al principio de la URL y en la mayoría de los navegadores con letras o un candado en verde o con un candado verde. Para ofrecer tu página web a través de una conexión https, necesitas un certificado SSL que normalmente puede ser obtenido a través de tu proveedor de hosting.

2. Almacena los datos de forma segura

Uno de los bienes más valiosos de una tienda online es su base de datos. En la mayoría de los casos, son la base para la realización de transacciones online y proporcionan información valiosa para los envíos de correos personalizados basados en los intereses de cada persona.

Desafortunadamente, no eres el único que piensa así y hay varios al acecho y ansiosos por conseguir el acceso a toda esa información. Por eso recomendamos que escojas una solución de comercio electrónico que almacene los datos de tus clientes de forma segura, que los proteja  contra ataques desde el exterior y que tu software de marketing por correo electrónico y sistema de CRM cumplan también estos mismos requisitos.

Para integrar todas tus actividades de comercio electrónico, marketing y ventas, seguramente estarás usando una solución que sincroniza la información en todas esas bases de datos. Ten en cuenta que una cadena es tan fuerte como su eslabón más débil, así que cualquier integración debe ser realizada de forma segura.

3. Pide a los clientes solamente información necesaria

Debido al abanico de oportunidades que los datos pueden generan para tu negocio, podrías estar tentado recoger la mayor cantidad de datos posible. Por eso es importante tener en cuenta que cuanta más información incluyes en tu base de datos, mayor será el daño en caso de una fuga de datos.

Cuando se trata de la protección de datos sensibles, es recomendable hacer una análisis crítica de la información que acumulas y preguntarte: ¿realmente necesito toda esta información?

4. Ayuda a proteger a tus clientes contra el phishing

A los delincuentes digitales también les interesa esta información y pueden intentar conseguirla a través de tus clientes. Por ejemplo, haciéndose pasar por alguien de tu organización, enviándoles un mail intentando obtener sus datos de acceso.

El phishing (suplantación de identidad) es un problema importante que hace muchas victimas cada año, pero, afortunadamente, hay formas de luchar contra este tipo de fraude online asegurando que tus datos de autenticación estén en orden.

De hecho la autenticación de datos ayuda a que los proveedores de e-mail marketing puedan reconocer a los phishers. Ya que permite el uso de la  información para hacerles saber que direcciones IP están autorizadas a enviar email en nombre de tu empresa. Asegúrate de autentificar tu email con la siguiente información:

  • Sender ID y SPF – Es la información que agregas a tu dominio para informar al proveedor de correo electrónico qué direcciones IP y servidores están autorizados de enviar correos en nombre de tu organización.
  • DKIM – Una herramienta que permite dejar una clave digital en los servidores de tu dominio, y adicionalmente, firmar tu correo electrónico con una especie de firma digital que debe coincidir con la clave en los servidores.
  • DMARC – Una técnica en la que se demuestra al proveedor que recibe el correo electrónico que el dominio de envío está autorizado para enviar correo en nombre de tu organización y que el contenido del mensaje no ha sido modificado por terceros.

Si utilizas un software de email marketing, también necesitarás establecer ciertos datos de confirmación. Esto evita que la parte destinataria lo considere como un tercero que falsamente se hace pasar por alguien de tu organización. Ponte en contacto con nosotros si necesitas ayuda o más información sobre este tema.

5. Deja que tus clientes te ayuden

No estás solo en esta tarea de proteger los datos de tus clientes. Informa a tus clientes sobre lo que pueden hacer ellos mismos para asegurar sus datos. Por ejemplo enseñándoles sobre los requisitos de una contraseña segura y que no compartan sus datos de acceso con terceros.

Gran responsabilidad

La protección de datos de los clientes es un tema que requiere su trabajo y por lo tanto necesita una inversión tanto económica como de tiempo. Sin embargo, hay que recordar que tus clientes te están facilitando información confidencial que, si caen en malas manos, puede tener consecuencias desastrosas.

Tus clientes deben poder confiar que la gran responsabilidad que conlleva esto y que sea tomada en serio, manejando sus datos cuidadosamente. Asume esta responsabilidad y no esperes más para garantizar la seguridad de los datos de tus clientes.

Comparte este post

¿Tienes alguna pregunta?

Quieres mejorar la conversión de tus comunicaciones?

Regístrate en YOUR Inspiration.
El email de inspiración mensual de Webpower.
Conoce nuestros interesantes trucos y consejos.